Sesiones biográficas

A la mayor brevedad y cuando para ambas partes sea conveniente, se acordará la primera cita de videoconferencia a través de Skype.

Las sesiones tendrán una mayor o menor duración en función del estado de salud y la disponibilidad de la persona biografiada.

No obstante, es requisito indispensable que inicialmente no exista ningún motivo que pueda provocar que la conversación deba apresurarse o la persona entrevistada no pueda concentrarse. Obviamente, pueden darse contratiempos, pero en un principio ambas partes deben contar con “todo el tiempo del mundo” para las sesiones. Por regla general, su duración suele ser entre 45 y 90 minutos, aunque pueden extender más en el tiempo, así como verse interrumpidas ocasionalmente a lo largo del día si la disponibilidad de biógrafo y biografiado lo permiten.

El biógrafo, atendiendo a su criterio, dividirá la vida de esta persona en sesiones, si bien eso no obliga a la persona biografiada a no salirse de estos intervalos. La persona biografiada es informada de ello y retomar el hilo del intervalo preestablecido por el biógrafo queda a criterio del biógrafo, ya que en ocasiones, sobre todo cuando son personas de avanzada edad, es recomendable no detener los saltos en el tiempo, pues pueden ser en beneficio del trabajo posterior de redacción de la biografía.

La división en sesiones no necesariamente irá relacionada con la división en episodios de la persona biografiada en la redacción de la biografía.

Durante las sesiones biográficas, es bastante probable que cierto material biográfico, previamente comentado, sea solicitado por el biógrafo. Dicha facilitación de documentación habrá de ser en principio por correo electrónico. No obstante, debido a que, por regla general, la mayoría de las personas interesadas en la elaboración de su biografía no están del todo familiarizadas con la informática, también podrán fotocopiar los documentos en cuestión y facilitarlos a través de correo postal a la dirección que se les facilite.

En caso de tratarse de fotografías, sí será necesario que se adjunten escaneadas por correo electrónico. En la biografía aparecerán únicamente las fotografías que desee la persona biografiada.

Durante el final de cada sesión, el biógrafo le hará saber a la persona biografiada sobre qué versará la siguiente sesión. El recorrido, en un principio, atenderá al orden cronológico, si bien a criterio del biógrafo, este podrá cambiar durante el desarrollo de las sesiones. Además, ambas partes acordarán el día y la hora en que tendrá lugar la siguiente sesión.

El itinerario recomendado por parte del biógrafo es el de dos sesiones por semana. El tiempo de celebración de sesiones, siempre y cuando se tengan dos sesiones semanales, será de 2 meses (en torno a unas 15 sesiones en total).

Para asegurar un resultado óptimo, será fundamental que antes de la conclusión de las sesiones, se le hayan facilitado al biógrafo todos los documentos y material biográfico que la persona biografiada desee que aparezca en su biografía.

00389507_996x1097_ef8bf147